ACTIVIDADES LUZ DORADA GLOBAL

Harold Moskovitz Luz Dorada México
Taller de Exploración Mental Luz Dorada
Luz Dorada TV
Consultas Luz Dorada México
Clases de Yoga en Luz Dorada
Lectura de aura y éxito
nueva dirección

El Año de la Cuarta Dimensión

Los cambios del 2012 están sucediendo y se prolongarán hasta el 2050, muestra de ello son los acontecimientos que estamos viendo en Japón. En el 2012 se sucederán una serie de cambios ya que estamos entrando a la 4º dimensión lo que significa vibrar más alto y que tiene por consecuencia que el proceso de manifestación también sea más rápido.

Es decir, desde que pensamos algo hasta el momento de su manifestación, el tiempo es más corto.

Dios o este gran ser de consciencia el cual creó todo y está en todo, es libre primero y por ende honra libre albedrío primero. Antes de la existencia de Dios no existía nada. De hecho Dios siempre ha existido: antes, ahora y después. No hay antes o después de Dios y antes que existiera todo, no existía nada.

Dios eligió crear todo por su propio desarrollo. Dios no necesitaba mejorarse, perfeccionarse o aprender. Pero este Ser quiso -por su propia curiosidad- desarrollarse a través de crear por sí mismo la oportunidad de experimentarse.

El mundo manifestado da a Dios esta capacidad de experiencia. ¿Por qué esta elección? Porque una característica de la consciencia es la de expandir su dirección, sus entendimientos. Porque la consciencia está compuesta de la habilidad de pensar, de reflexionar y de auto-reflexionar, la cual incluye la curiosidad. Entonces Dios creó todos los universos y mundos por su propia curiosidad.

Dios quiso experimentar qué puede pasar en un universo lleno de seres con la misma capacidad de creación, imaginación, con la misma capacidad de elección, de libre albedrío, es decir, la misma capacidad de crear. Este Ser de consciencia quiso expandir sus propios conocimientos a través del proceso de creación y manifestación, porque es a través de este proceso de experimentación de conocimientos, que logramos sabiduría y certeza.

Esto es verdad tanto para nosotros como seres humanos, como para cualquier ser de consciencia. Todo el universo está lleno de vida, desde el protón, el átomo hasta las galaxias. Y cada uno es un ser de consciencia, con su propio rango de libre albedrío, con la capacidad de elegir su rumbo y con la capacidad de crear o responder a su ambiente. Al igual que Dios.

El hecho de que Dios esté en todo, hace que él también esté participando y experimentado con cada uno de nosotros cada momento de nuestra vidas y en todo los niveles de existencia.

Los cambios en Japón

Como expliqué anteriormente, estamos en los tiempos en que el proceso de manifestación es más rápido, tanto individual como colectivamente, entendiendo el colectivo como familia, ciudad, país, cultura y/o religión. Japón por siglos ha tenido un concepto de la “fatalidad de la vida”, en donde lo más importante era salvar su reputación y proteger su honra, esto era la justificación del harakiri o suicidio. Es decir, más importante de cómo es una persona, es su apariencia.

Desde su derrota en La Segunda Guerra Mundial y las atrocidades hechas por las tropas de Japón, sus habitantes colectivamente han sentido una gran vergüenza por sus actos y han pensado que ellos necesitan limpiar su reputación, y la forma de hacerlo es como lo dice su cultura: a través del suicidio.

Por otra parte, desde que Japón vivió el ataque de la bomba atómica, la radiación y la destrucción total, su consciencia colectiva ha desarrollado con estos elementos (la radiación y la destrucción total), una amenaza externa que se manifiesta en la figura de GODZILLA, un monstruo del mar con radiación y que a su paso genera destrucción total. En los años 50s las películas de Godzilla eran las favoritas en Japón, porque primero este significaba la amenaza para luego convertirse en una mascota, que nunca dejó de simbolizar la amenaza.

También el planeta es una ser, con su propio libre albedrío y su propia capacidad de elegir. Es obvio que el planeta no quiere seguir participando en la creación de las fábricas, ya que la forma en que generan su energía, gastan su vida o son amenazas hacia su bienestar. Es obvio que en el largo plazo la energía nuclear y el petróleo son dañinos para el planeta.

Existen otras formas de energías más sustentables, pero por nuestras exigencias económicas no las utilizamos. Nos hemos enfocado en las apariencias y vida de corporaciones, las cuales son personas legales pero no reales. Hemos creado la apariencia de que sus vidas son más importantes que las vidas de los árboles, de los animales e incluso de los seres humanos. La planeta ya no está más de acuerdo en sostener estos actos y conceptos en su cuerpo y en su existencia.

Ella también quiere ser honrada en su libre albedrío. Todos los seres con consciencia, desde un átomo, molécula, seres humanos y planetas y todos quieren ser honrados. Recuerda que una molécula de agua cuando recibe energía de pensamientos negativos se deforma y muere. Igual que nosotros.

Entonces, los japoneses han manifestado su pesadilla colectiva. NO HAY CULPA, NI RECRIMINACIONES. SOLAMENTE DARNOS CUENTA DE QUE SOMOS CREADORES Y VIVIMOS LOS PENSAMIENTOS EN LOS CUALES PONEMOS MÁS ATENCION, O MÁS ENERGIA O MÁS EMOCION POSITIVA O NEGATIVA. DIOS Y LA UNIVERSA NOS AMA Y NOS HONRA A TAL PUNTO QUE NOS PERMITE VIVIR NUESTROS SUEÑOS Y NUESTRAS PESADILLAS.

Entonces es para cada uno de nosotros el hacernos más conscientes de todo, especialmente de nuestras creencias más profundas. Si al conocerlas nos damos cuenta de que ya no estamos de acuerdo con ellas, simplemente cambiarlas. Pero ojo, podemos decir que nuestros pensamientos están en nuestra mente, pero nuestras creencias existen en nuestro corazón.

Haz los cambios desde tu corazón.

Publicaciones relacionadas: