ACTIVIDADES LUZ DORADA GLOBAL

Harold Moskovitz Luz Dorada México
Taller de Exploración Mental Luz Dorada
Luz Dorada TV
Consultas Luz Dorada México
Clases de Yoga en Luz Dorada
Lectura de aura y éxito
nueva dirección
Paradigmas I

Los Paradigmas Parte I Historia y Ciencia

Cada átomo es energía y aura. Todo en la Universa está vivo.

Paradigmas

La Tierra gira alrededor del Sol del mismo modo en que los electrones orbitan en torno al núcleo del átomo, ésta es una secuencia natural que se repite en cada escala de la materia. Hace varios siglos, los mayas descubrieron que nuestro sistema solar tarda 25.625 años en girar alrededor del centro de la galaxia, de acuerdo a sus cálculos, que posteriormente fueron corroborados por la ciencia, el ciclo de traslación culminó a finales de diciembre de 2012, dando inicio una nueva era y a nuevos paradigmas.

A partir de ese momento el sistema solar entró a la cuarta dimensión. El universo ahora vibra en una frecuencia más alta que ha acelerado la actividad del Sol y de los cuerpos celestes. La Planeta está vibrando más rápido y los seres que estamos hechos con los mismos componentes que la Tierra vibramos en la misma frecuencia. Todos los cambios en la configuración del cosmos están estimulando a la humanidad a replantearse sus paradigmas.

Un paradigma es un modelo de la realidad. Todo lo que sabemos del mundo, cada campo de pensamiento, el arte, la literatura, la religión, incluso los valores, son producto de una serie de creencias que hemos acordado social e históricamente.

Cambio

Cambiar un paradigma es un proceso largo en que la humanidad aprende a cuestionar sus antiguas creencias y a aceptar nuevos entendimientos. No fue casualidad que tomara varios siglos de investigación y ajuste abandonar la idea de que La Tierra era plana.

El científico y filósofo estadunidense, Thomas Khun, denominó como revolución científica a la irrupción de una teoría que es incompatible con los conocimientos previos. Cuando se presenta un evento que desafía un paradigma, la ciencia suele considerarlo como una anomalía que se puede explicar desde la lógica del paradigma vigente, sin embargo, si los eventos se repiten hasta agotar sus posibilidades explicativas, estamos ante la emergencia de un nuevo entendimiento que gradualmente llegará a ser aceptado.

Todo en la Universa está en movimiento, incluido el conocimiento; no obstante, muchas personas se resisten a los nuevos paradigmas porque desde niños fuimos programados para temerle a lo desconocido. Diversos experimentos científicos han comprobado que los bebés nacen sólo con dos tipos de miedos que sirven para favorecer la supervivencia: a las alturas y a los sonidos fuertes. El resto de los temores, incluido el de a lo desconocido, son aprendidos. La crianza, la religión y la cultura, nos programan para sentir miedo como un recurso para limitar nuestro libre albedrío y favorecer el control social.

Nosotros

De niños a muchos de nosotros nos prohibieron salir a jugar en los días lluviosos con el argumento de que podíamos resfriarnos, quizá esta restricción suene lógica desde nuestra cultura, pero para un tailandés implicaría estar encerrado y con gripe doscientos veinte días al año. Así, fuimos llenándonos de información que aceptamos como verdadera, sin considerar que cada creencia es relativa.

Antes solíamos creer que la realidad era aquello que nos era asequible por los sentidos, pero la física cuántica ha reconocido que sólo el .01% del átomo está hecho de materia y el resto es energía en movimiento.

En el 2007, el físico alemán Hans Peter Dürr declaró que la materia no está compuesta de materia y que lo único que existe en ella es una relación que la unifica sin una base material, esta base, según dijo, podría tratarse del espíritu. Todas las cosas que hemos entendido como mundo físico, sólo son una interpretación de nuestra mente porque desde el entendimiento del nuevo paradigma, la realidad es construida por quien la percibe. Nosotros somos seres de consciencia y creamos la vida a partir de nuestras creencias: cada cosa que experimentamos es nuestra creación, incluso las enfermedades que nos aquejan.

Contradicciones

Contrario a lo que postulaban los antiguos paradigmas médicos, las enfermedades no ocurren por genética, sino como una manifestación de las emociones negativas que aprendimos durante la infancia. El biólogo estadounidense Bruce Lipton, observó que el comportamiento celular está determinado por la manera en que la célula percibe su entorno concluyendo que la capacidad de respuesta de la célula es neutral, es decir, no evalúa si el mensaje es adecuado o no para ella, simplemente responde de acuerdo a la información que recibe.

El comportamiento de las células no está determinado por el ADN, sino por la información que enviamos al cuerpo a través de nuestras emociones. La palabra emoción, viene del latín «emotĭo«, que significa movimiento o impulso. Las emociones producen una vibración que activa una respuesta en nuestro cuerpo. Si las emociones que generamos son de alta frecuencia, nos sentimos sanos y transmitimos esa energía, por el contrario, si son de frecuencia negativa, como el miedo, el enojo, la culpa, etc. generamos vibraciones negativas que deterioran el funcionamiento celular.

No es el cuerpo el que determina nuestra salud, sino nuestra consciencia, por ejemplo, hay mañanas en que el cuerpo quiere seguir durmiendo, pero es uno, es el YO, quien le da la instrucción de ponerse en pie. Nosotros no somos el cuerpo, somos un ser de consciencia que habita y gobierna sobre un cuerpo y somos capaces de crear con él la vida que deseamos.

Publicaciones relacionadas: