ACTIVIDADES LUZ DORADA GLOBAL

Testimonio de miedo

Testimonio forunculo

Mi hija Daniela de 11 años tomó el curso para niños. Ella se ha autocurado sólo explotando su “enfermedad” en una caja. Le salió un puchichi (un forúnculo lleno de pus y es muy doloroso. Que si no se cura totalmente con antibióticos y vitaminas, según la medicina tradicional, vuelve a salir en otra parte del cuerpo varias veces).

Con miedo de que se lo aplaste me dicho que no se lo tape, que ella se curaba sola. Yo dudé, pero al tercer día se desapareció por completo el puchichi. No ha vuelto a aparecer.

Le pregunté qué había hecho y su respuesta fue: ponerlo en una caja y explotarlo.

Mónica E. Pinto

Santa Cruz – Bolivia

Ver documento original:

Publicaciones relacionadas: