ACTIVIDADES LUZ DORADA GLOBAL

Temazcal Luz Dorada Chile
Conferencia Gratuita Rabia Mayo
Taller de Sueños Luz Dorada
Taller de Tarot Luz Dorada
México taller Luz Dorada
Harold Moskovitz Luz Dorada México
Taller de Exploración Mental Luz Dorada

Testimonio dolor estomago

Le informo lo relativo al éxito obtenido por sanaciones aplicadas a la Sra. Diana Esponda Brindis, quien tiene su domicilio en la calle de (…) Col.Centro, en la Ciudad de Minatitlán, Veracruz, México. Describe a continuación el padecimiento de la persona de referencia:

Desde el año de 1983 la paciente sufría de trastornos en el aparato digestivo, en el que se presentaba un cuadro de vómito, diarrea, dolores intensos en el área del estómago, se le ponía de color dorado alrededor de la boca y la punta de los dedos de ambas manos.

Todo esto, antes durante y después de cada evacuación, durante dos años aproximadamente (tiempo durante el cual estuvo bajo diversos tratamientos médicos, con diferentes profesionales de la medicina sin mejoría alguna) por lo que en el año de 1985 el Dr. José Luis Díaz Solís, médico “coloproctólogo” de la Ciudad de Minatitlán, Veracruz, realizó una “laparotomía” exploradora en el aparato digestivo de la Sra. Esponda, y el resultado fue que se encontró afectado el intestino delgado en la zona conocida como “illium” (que es la parte que absorbe cierta cantidad de los nutrientes que poseen los alimentos)

En consecuencia durante esa misma operación le cortaron 63 centímetros  del intestino delgado; sin embargo después d esa operación, y durante 12 años, la paciente continuó con diarreas crónicas acompañadas por dolores intensos, no encontrando mejoría con ningún tratamiento médico, incluyendo los prescritos por el Dr. José de Jesús Villalobos, médico del Instituto nacional de nutrición Salvador Sulviran en la Ciudad de México, D.F.

A fines del año de 1995, el suscrito le proporcionó a ésta paciente la primera sanación y tres sanaciones subsecuentes durante el año 1996 (estas sanaciones no fueron aplicadas con la frecuencia debida por razones ajenas a la voluntad de la paciente y del que se suscribe). Sin embargo, para fines de ese mismo año, la paciente se regularizó en sus evacuaciones y desaparecieron los síntomas anormales ya relatados.

Todo lo anteriormente expresado puede ser ratificado por la Sra. Diana Esponda Brindis, ante quien sea y en el momento en que se le solicite.

Al informar lo anterior suplico a Usted, me permita reiterarle mis respetos.

Atentamente,

Licenciado Enrique Camacho Cruz

Vea el documento original:

Publicaciones relacionadas: